Suelo Freelay

Imprimir

El suelo técnico Freelay es un pavimento elevado formado por baldosas de acero de 600 x 600 mm, de esquinas embutidas y con núcleo de cemento, que se instalan por posicionamiento positivo sobre pedestales metálicos, regulables en altura, fijados al suelo original. Se aconseja su uso en edificios donde se requiere un acceso fácil al plenum.

  • Se recomienda en los edificios donde se requiere un acceso frecuente a las instalaciones, ya que al utilizar el sistema de posicionamiento positivo, sin tornillo, resulta muy fácil el desmontaje de las baldosas.
  • Se adecua a cualquier tipo de espacio ya que la combinación acero/ cemento proporciona a las baldosas un comportamiento excelente ante todo tipo de cargas —estáticas, dinámicas o de impacto—.
  • Resulta muy cómodo para los usuarios porque la densidad de los materiales empleados, el peso de las baldosas y el buen ajuste entre sus componentes consiguen que sea tan silencioso como un suelo de obra de hormigón.
  • Cumple con los requisitos de la arquitectura sostenible al ser inalterable ante la humedad y la temperatura, por lo que se puede instalar antes de que el edificio esté totalmente acabado y de que los cerramientos se hayan completado. También asegura que, con el tiempo, las baldosas se puedan intercambiar o reutilizar en otra obra.

1
/
  3
 

   

Copyright © 2007 Movinord S.A. Todos los derechos reservados.
Español Francés Inglés Grecia